A lo largo de su corta e intensa historia, la trayectoria de Lynx, operador logístico especializado en el sector del Marketing, se ha visto fuertemente ligada al desarrollo del mercado de las telecomunicaciones a nivel mundial, nacional y local.

A medida que pasaban los años, la presencia de las telecomunicaciones y sus avances han ido abarcando mayor interés por el consumidor y su día a día. Se ha buscado una mayor presencia en el entorno, siendo hoy en día herramientas fundamentales para nuestro desarrollo diario.

Es habitual escuchar las expresiones: “¡Qué haría yo sin móvil!”, “¡Ay! Me he dejado el móvil”, “¿Tienes Wi-Fi?”, “Noche de mantita con mi Tablet y mi serie favorita”, … Por lo que podemos asegurar sin ninguna duda el ínfimo éxito de las compañías del mercado.

 

El equipo Lynx ha trabajado a lo largo de estos 15 años para cumplir con su principal función y, por tanto, su principal objetivo, asegurar la distribución e implantación de los productos de sus Clientes con todos los procesos operativos que requieren para ello.

Un campo en el que Lynx ha requerido su especialización es la logística del producto y promocional, lo que ha supuesto un enorme crecimiento personal y profesional de todo el equipo de la compañía, siendo capaces de obtener los mejores resultados con la peor de las presiones, el tiempo.

Lynx se ha ocupado de la gestión integral, desde la recolección hasta la presencia de los productos de sus Clientes en los puntos de venta o eventos, incluso hasta el Cliente final.

¿Cómo lo gestionamos?

Lo ideal para una correcta recepción de mercancía es controlar las previsiones y alertas de entrega. Lamentablemente, en el inicio de una campaña promocional, por mucho esfuerzo y control que se tenga, siempre aparece algún contratiempo, retrasos que pueden suponernos un alto estrés y sobre todo una alta preocupación por no llegar a los objetivos previa y minuciosamente marcados.

Afortunadamente, Lynx ha conseguido hacer del tiempo su aliado, gracias a un equipo proactivo con un objetivo común, el éxito de las campañas de sus Clientes.

Adicionalmente, el mercado de las telecomunicaciones requiere un correcto registro del producto para su adecuado control. Así, una muestra puede tener las aplicaciones diversas aplicaciones y estar siempre correctamente identificada y, sobre todo, localizada.
Por ello, Lynx tiene especial cuidado con el registro de la mercancía de esta tipología, registrando una muestra con todos los números requeridos por el Cliente para su correcta trazabilidad en todos los procesos en los que se vea implicada, mantenimiento siempre, un correcto control del inventario, sin suponer ningún incremento indeseado.

 

 

Para el inicio de la campaña promocional se reciben todos los materiales necesarios para el desarrollo en un único punto, los almacenes Lynx en Madrid. Desde este punto la mercancía será distribuida según las necesidades de la campaña tras un minucioso proceso de picking para cada punto de venta, Streetday, evento…

Lynx tiene capacidad para instalar simultáneamente o en los plazos acordados por todo el territorio peninsular e islas, gracias a sus técnicos expertos en la integración y montaje de todo tipo de sistemas de telecomunicaciones, adaptándose con facilidad y flexibilidad a cualquier requerimiento o imprevisto. Entre otros sistemas, cuentan con capacidad para la instalación, mantenimiento o reposición de:

  • Smartphones, tablets, wearebles, ordenadores, monitores, impresoras, …
  • TV/ Audio, proyectores, pantallas, …
  • Electrodomésticos
  • Banners, expositores, stands, pallet box, …
  • Material PLV, promocional, …
  • Alarmado del pdv, para dispositivos electrónicos,…

De esta forma, Lynx cuenta con una marca garantizada de 450 implantaciones a nivel nacional en el plazo de 7 días.
Lynx Logistics actúa como un gran aliado para la preparación de pedidos, distribución, entrega, implantación y mantenimiento para las campañas de sus Clientes. Por ello, Lynx puede llegar a ser un gran aliado estratégico para operaciones de ámbito nacional de instalación y mantenimiento.